10 Habitos saludables para el verano

Verano saludable.jpg

En verano se suelen descuidar los hábitos saludables, debido, entre otros motivos, al aumento de las reuniones sociales, las comidas fuera de casa y el incremento de consumo de bebidas y productos azucarados.

Con el objetivo de no descuidar las costumbres sanas, os ofrezco diez consejos saludables de cara a las vacaciones:

1. Sigue una alimentación equilibrada, variada y ajustada a tus necesidades. Para ello deberás tener en cuenta tu estado físico, cuánta actividad física realizas o tu edad, entre otras cosas. Si tienes dudas puedes consultarlo con un profesional.

2. Procura realizar cinco comidas al día: desayuno, media mañana, comida, merienda y cena. Siempre es más recomendable comer poca cantidad y de forma más frecuente.

3. Comer de todo, de manera moderada, es comer sano. ¡No hay alimentos buenos ni malos!

4. Realiza un desayuno completo todos los días, ahora que tenemos más tiempo, dedícale al menos 15 minutos a una de las 3 comidas más importantes del día. Realiza un desayuno variado, incorporando alimentos diferentes.

5. Acostúmbrate a leer las etiquetas de los alimentos y bebidas. Son la tarjeta de presentación del producto, te dan toda la información que necesitas para poder seguir una alimentación equilibrada.

6. ¡Muévete, lleva una vida activa!, en vacaciones sigue siendo activo, en la playa, en la montaña, camina, nada, aprovecha para disfrutar del aire libre. Además así absorberás más vitamina D importante para tu salud ósea.

7. Duerme lo necesario, como mínimo 7 horas. Así conseguirás que las hormonas que regulan el apetito estén equilibradas y se controle el aumento de peso corporal. Además, hay alimentos que por su composición favorecen el descanso, debido a su contenido en triptófano (pavo, pollo, leche, queso, pescado, huevos, verduras de hoja verde o fresas).

8. Realiza ejercicio físico de manera regular, como mínimo 3 días a la semana: correr, montar en bicicleta, jugar a las palas… Procura no practicarlo en las horas del día que más calor hace, así evitarás deshidratarte con mayor facilidad. La actividad física ayuda a prevenir enfermedades, mejora el estado de ánimo, disminuye el estrés, aumenta la autoestima y fomenta las relaciones sociales.

9. Hidrátate de manera regular, ¡Hay muchas opciones! Los síntomas de la deshidratación provocan reducción de la atención, abotargamiento, dolor de cabeza; la sed es el primer síntoma de deshidratación, evítela.

10. Si vas a conducir realice comidas ligeras. Las comidas copiosas y demasiado grasas, provocan somnolencia y digestiones pesadas. A la hora de la comida incluye recetas frescas y ligeras con verdura o ensalada de acompañamiento del plato principal. No añadas más sal a los platos elaborados.

 

¡Nos vemos en proximas entradas!

Anuncios
Publicado en Buenas practicas, Opinión

Citas imprescindibles 145

Benjamin Franklin.jpg

“Sé amable con todos, sociable con muchos, íntimo con pocos, amigo de uno y enemigo de nadie”.

 

Benjamin Franklin 1706 – 1790

Publicado en Buenas practicas, Citas, Opinión

Citas imprescindibles 144

67588813_2256068097841615_805670804565000192_n.jpg

Publicado en Buenas practicas, Citas, Opinión

Citas imprescindibles 143

ElReinoDeLosCielos_Principal.jpg

“¿Qué hombre que se precie de serlo no quiere mejorar el mundo?”

 

El reino de lo Cielos, Ridley Scott, 2005

Publicado en Citas, Opinión

Algunos consejos para mantener la productividad en verano

Verano

Diversos estudios estiman que la productividad desciende hasta un 25% los meses de julio y agosto. Con la llegada del calor y del buen tiempo, las jornadas intensivas y las incipientes ganas de irse de vacaciones, resulta más difícil concentrarse y olvidarse de los placeres que nos ofrece la temporada estival y seguir siendo igual de productivos en nuestro trabajo. A esto se une el hecho de que, por norma general, el flujo de trabajo disminuye en verano, lo que lleva a una mayor distracción de los empleados. Ante eso, cada vez más empresas entienden que motivar a los empleados se ha convertido en una tarea indispensable para lograr un equipo comprometido y una atmósfera de trabajo adecuada durante los meses estivales.

Vamos a ver 5 consejos para combatir esta caida de la productividad:

1. Hacer ejercicio al aire libre: practicar deporte a primera hora de la mañana y al aire libre hará que afrontes el día más concentrado y con mucha más energía. Una opción perfecta para combatir el estrés y las malas posturas es el entrenamiento funcional, un tipo de entrenamiento que puede adaptarse a casi cualquier edad y estado de forma física, adaptado para que pueda desarrollarse en el ámbito laboral.

2. Cuidar la alimentación en verano. La comida tiene una relación muy directa con el estado de ánimo y el bienestar. Llevar una dieta sana y equilibrada contribuye de forma muy positiva a mejorar nuestro humor y bienestar, y a sentirnos llenos de energía y de ilusión por la vida. Por eso, cuidar la alimentación en verano para que nuestra productividad aumente es especialmente importante: debemos mantenernos hidratados, introducir en la dieta alimentos ricos en triptófano y que estimulen la dopamina, aumentar el consumo de frutas y verduras y reducir el consumo de cafeína.

3. Introducir metodologías de organización como “Getingt Things Done”. Se trata de una forma de trabajar distinta que se ha convertido en el nuevo estándar en productividad personal para el siglo XXI. Es un proceso sencillo de cinco pasos que permite a cualquier persona gestionar de manera eficiente su trabajo, mejorando su rendimiento y reduciendo el estrés. El método GTD apuesta por tener un sistema organizativo con el que podamos confiar, externo a nuestra memoria, que nos permita acordarnos de las cosas que tenemos que acordarnos en el momento que tenemos que acordarnos. Con este sistema, nuestra mente puede estar tranquila sabiendo que no se le escapa nada y, por lo tanto, puede dedicarse a hacer lo que toca: trabajar en acciones concretas, de forma creativa y eficiente

4. Dejar de procrastinar en nuestro día a día: En verano parece que la procrastinación se vuelve tendencia. La pereza se apodera de nosotros y las tareas tediosas, más pesadas o aburridas las dejamos para otro momento, dando prioridad a aquello que nos resulta más fácil o que nos apetece más en ese momento. Esto solo generar ansiedad, y por tanto, menor productividad, ya que las tareas que tienes pendientes y que te resultan pesadas, desafortunadamente, no desaparecerán aunque las pospongas. Complétalas a primera hora de la mañana para poder dedicar el resto de tu jornada laboral a tareas que te resulten más agradables y motivadoras.

5. Trabajo en equipo y coworking: para evitar que el calor disminuya el rendimiento y las vacaciones rompan los proyectos empezados, es muy importante fomentar el trabajo en equipo en las oficinas durante los meses de verano. Diferentes estudios afirman que intercambiar vivencias y experiencias con otros profesionales enriquece de manera exponencial al trabajador y fomenta su capacidad de liderazgo. Por ello, cada vez es más importante encontrar oficinas que reserven espacios para establecer zonas de trabajo y coworking, espacios destinados a conferencias y cursos de formación, o salas para poder realizar reuniones y Consejos de Administración entre directivos.

 

¡Nos vemos en proximas entradas!

Publicado en Buenas practicas, Herramientas, Opinión, Vivencias

Citas imprescindibles 142

will-smith-2013

“Me levanto cada mañana creyendo que el día de hoy va a ser mejor que ayer.”

 

Will Smith 1968 – Actualidad

Publicado en Buenas practicas, Citas, Opinión

Dificultades del trabajo en equipo

trabajo_en_equipo

Cuando se trata de trabajar en equipo, no todo es una balsa de aceite. De hecho, aunque se pueden conseguir resultados asombrosos y experiencias personales y profesionales estupendas, los equipos de trabajo pueden verse afectados por problemas que, por otra parte, son muy típicos. Hoy vamos a hablar de 6 cuestiones que pueden afectar al equipo y ofrecer algunas ideas sobre cómo solucionarlas.
  • Falta de liderazgo. Es un problema muy común y puede terminar condicionando poderosamente la trayectoria de la empresa y el desarrollo de los diferentes proyectos. Si el líder no tiene una posición clara y no sabe llevar el equipo, los profesionales están descontentos y se genera un ambiente de desmotivación general que tiene que resolverse. Al igual que un médico o un arquitecto se preparan para ejercer su profesión, alguien que esté en la posición de líder también tiene que capacitarse y prepararse para ello.
  • Objetivos poco claros. Para trabajar con acierto, el equipo tiene que tener unos objetivos bien definidos. Cuando los empleados no saben muy bien qué se espera de ellos, los proyectos no salen o sencillamente salen torcidos. Para clarificar los objetivos, el líder tiene que sentarse a trabajarlos y ofrecer a su equipo una idea concreta de lo que se necesita, recibir el feedback de los empleados y en definitiva, establecer unas metas muy concretas y reales.
  • Reuniones improductivas. ¿A quién no le ha ocurrido? Reuniones que se alargan, en las que se discute o en las que incluso se habla de cosas que nada tienen que ver con el trabajo. Las reuniones improductivas nos roban un tiempo de oro, así que esta es otra de las cuestiones que conviene corregir de manera urgente. ¿Y qué podemos hacer? Pues lo primero, tener claro que hay cuestiones que a veces pueden resolverse con algunas llamadas y para las que no hace falta reunir a todo un equipo. Hay que preparar las reuniones previamente, facilitando la información y estableciendo una hora de finalización. También hay que nombrar un moderador, ser puntuales y elaborar unas conclusiones claras.

 

  • Relaciones personales conflictivas. No son pocas las veces en las que lo personal se mezcla con lo profesional. Las relaciones conflictivas entre los distintos miembros del equipo puede terminar siendo fatales para los objetivos de la empresa. En las manos del líder está tratar de solucionar estos problemas, intentar que los distintos miembros dejen los temas personales aparte y, si así no hay manera de solventarlo, tratar de sustituir a aquellos profesionales que están actuando en contra de los intereses del proyecto. En este caso, son interesantes las soluciones de mediación y es imprescindible la buena voluntad de las partes implicadas.
  • Miembros tóxicos. Los equipos están absolutamente influenciados por sus miembros, así que si alguno de ellos tiene una personalidad tóxica, los problemas estarán servidos. Como en la vida, podemos encontrarnos con distintos perfiles tóxicos (el negativo, el traicionero, el agresivo, el sabelotodo…) y gestionarlos no es fácil. Lo primero que hay que hacer es no recompensar estos comportamientos y dejar muy claro a las personas tóxicas cuáles serán las conductas admitidas y cuáles no, además de las consecuencias de actuar de una determinada manera.
  • Incomunicación. La falta de comunicación es uno de los grandes males de nuestros equipos. Muchas veces, la organización y los líderes no proporcionan a los profesionales toda la información necesaria. No son concretos, ni ofrecen todo el apoyo que requiere el equipo para llevar el proyecto adelante. La solución a este problema es, lógicamente, comunicarse. Los líderes deben comprender que su equipo tiene cosas importantes que transmitir, así que hay que fomentar un ambiente de escucha activa y respeto. Cuando ambas partes se encuentren en unos objetivos comunes, la comunicación fluirá y los resultados positivos pronto saldrán a relucir.

 

¡Nos vemos en proximas entradas!

Publicado en Opinión, Vivencias
Sobre el autor:

Antonio María Fernández de Puelles de Torres-Solanot
-Ingeniero en Informática de Gestión
-Certificado en ITIL V3
-Certificado en CMMI
-Máster en Business Intelligence, Big Data, Professional Qualification in Management & Leadership

Follow CALIDAD EN GESTIÓN DE PROYECTOS on WordPress.com
agosto 2019
L M X J V S D
« Jul    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031