Volver a empezar en un trabajo

im-possible

Empezar un nuevo trabajo es igual que el primer día de escuela: te preocupa qué vas a llevar puesto y si harás amigos. Esto es algo perfectamente normal. Para ayudarte a aliviar esos nervios típicos del primer día y empezar con fuerza en tu puesto, he recopilado los mejores consejos para tu primera semana en el trabajo.

NO LLEGUES TARDE

Esto puede parecer obvio, pero es la clave del éxito. Como dijo Woody Allen: «El ochenta por ciento del éxito consiste en estar ahí». Es muy sencillo: ser puntual en el trabajo hace que tu jefe vea que sigues siendo la misma persona entusiasta y responsable de la entrevista.

VÍSTETE PARA IMPRESIONAR

Te han contratado, ahora es el momento de dar la talla. Siempre es mejor vestirse más formal al principio, pero también tienes que tener en cuenta la cultura de la empresa, nada grita tanto «novato» como llevar un traje negro recién planchado el primer día de trabajo en una moderna empresa emergente. Una forma de encajar es preguntar a tu supervisor cuál es el código de vestimenta.

ESCUCHA, ESCUCHA, ESCUCHA

¿Lo has oído? Durante tu primera semana, vas a recibir mucha información nueva, así que deberías pasar la mayor parte de tu tiempo escuchando y digiriendo todos esos bocados de información. Asegúrate también de hacer todas las preguntas que tengas, lo que nos lleva al punto 4.

PREGUNTA, PREGUNTA, PREGUNTA

¿Hay algo que te confunda o sobre lo que simplemente sientas curiosidad? Este es el momento de hacer preguntas. Considera las primeras semanas como tu «período de gracia», tus compañeros de trabajo y tu jefe estarán muy dispuestos a responder a tus preguntas, ¡así que dispara! Además, no hay nada peor que tener que admitir, con tres meses de retraso, que no has entendido un proceso complicado que parecía muy sencillo en su momento. Si haces preguntas también mostrarás tu entusiasmo e interés por el puesto, lo que siempre es bueno.

CONOCE TU NEGOCIO PARA OBTENER RESULTADOS

¿Sabes que se espera de ti exactamente? Si no, para esto sirve la primera semana. Siéntate con tu jefe, ve más allá de la descripción del puesto y aclara todo lo que no esté bien definido. Verás que esto hará tu trabajo más fácil y tu jefe quedará impresionado por tu actitud proactiva.

DEJA TU VIDA PERSONAL EN CASA

Todos hemos pasado por ello: ese icono persistente de Whatsapp en tu teléfono te pide que respondas, y te mueres por contarles a tus amigos cosas sobre tu nuevo trabajo. Por muy tentador que sea, aguanta hasta el descanso para usar tu teléfono. Es muy importante causar buena impresión en tu primera semana, y tendrás que evitar usar tu teléfono para estar pendiente de tus asuntos personales

DÍ «HOLA, ES UN PLACER CONOCERTE!» EN VOZ ALTA Y CON ORGULLO

Puede que te cueste los primeros días, y eso es normal, ver cientos de caras nuevas puede convertir al más animado y extrovertido en una callada florecilla. Pero es importante que superes esa timidez y te presentes a todos. Parecerás una persona confiada y de carácter alegre, y te ayudará a empezar con buen pie. Haz también todo lo posible por recordar los nombres de tus compañeros, porque no hay nada peor que tener que evitar el contacto visual con alguien porque has olvidado cómo se llama.

 

¡Nos vemos en proximas entradas!

Anuncios
Publicado en Buenas practicas, Opinión, Vivencias

Citas imprescindibles 122

Da Vinci

“Lo mismo que el hierro se oxida por falta de uso y el agua estancada se vuelve putrefacta, también la inactividad destruye el intelecto.”

 

Leonardo Da Vinci 1452 – 1519

Publicado en Citas, Opinión

Citas imprescindibles 121

Marie Curie

“En la vida no existe nada que temer, solo cosas que comprender.”

 

Marie Curie 1867 – 1934

 

Publicado en Citas, Opinión

Citas imprescindibles 120

Nelson Mandela

“Que tus decisiones sean un reflejo de tus esperanzas, no de tus miedos.”

 

Nelson Mandela 1918 – 2013

Publicado en Buenas practicas, Citas, Opinión

Especialización vs diversificación

Versatilidad

Siempre me he preguntado qué vía es la más correcta para un profesional: la diversificación o la especialización. Pero, ¿acaso una de las dos es más correcta que la otra?, ¿lo son por sí mismas o en base a circunstancias colaterales?

Podría parecer que para los profesionales de la información, esta disquisición es de perogrullo,  puesto que si hay algo que en general nos caracteriza es precisamente la multidisciplinariedad de nuestra profesión, lo cual podría ser entendido como una cierta tendencia a la diversificación.

Si eligiéramos la diversificación, significaría que estaríamos dedicándonos a varias actividades, sectores o líneas de trabajo, mientras que si nuestra elección fuera la especialización, nos centraríamos en una sola actividad, entorno o sector.

Personalmente, no creo en verdades absolutas, por lo que opino que ambas posiciones podrían ser perfectamente válidas en función de las circunstancias de cada profesional, del momento en que nos encontremos, de la situación del mercado laboral, etc.

En cualquier caso, antes de decidirnos por uno u otro camino, si es que la situación no ha decidido ya por nosotros mismos, deberíamos plantearnos los pros y contras de cada una de las opciones, poniendo en la balanza los beneficios y perjuicios que podríamos obtener de nuestra elección.

Algunos aspectos a tener en cuenta

Especialización

  • Si nos especializamos, nos resultará más fácil adaptarnos y aplicar los conocimientos adquiridos ante un cambio laboral dentro de un mismo sector.
  • Tras un determinado tiempo o experiencia, una persona podría ser considerada un experto en un sector o materia concreta.
  • Como todos sabemos, el mundo de los profesionales de la información es un pañuelo, por lo que si nos movemos en un sector muy concreto, será más sencillo tener una red de contactos de ese mismo sector, lo que puede abrirnos más caminos o al menos ponérnoslo más fácil.

Diversificación

  • Si estamos excesivamente especializados, podemos estar cerrándonos algunas puertas en el ámbito laboral, mientras que si nos diversificamos, tenemos o deberíamos tener más opciones dónde elegir.
  • Estaríamos abriéndonos a un mercado mayor, con mayores oportunidades y quién sabe si mejores.

¿Quiere decir esto que cualquiera puede desempeñar cualquier trabajo y que debemos intentar acceder a todo? En mi opinión no, nunca debemos olvidar la calidad de lo que sabemos hacer y queremos ofrecer.

Todo es positivo en su justa medida, lo principal es estudiar los pros y los contras de las situaciones en que nos encontremos y tratar de elegir la mejor opción o al menos la que más satisfacción y menos quebraderos de cabeza nos proporcione.

 

¡Nos vemos en proximas entradas!

Publicado en Opinión, Vivencias

Citas imprescindibles 119

Anonimo

“Cada persona que ves, está luchando una batalla de la que tu no sabes nada.

Sé amable siempre.”

 

Anonimo.

Publicado en Buenas practicas, Citas, Opinión

El Golpe de Calor en la oficina

golpe-calor

El descenso excesivo en la temperatura del cuerpo se llama hipotermia y puede resultar mortal si no se actúa con rapidez. Con el calor sucede lo mismo, pero hacia el otro extremo, provocando lo que conocemos como golpe de calor. Una de sus consecuencias principales es la pérdida de agua y sales esenciales que los individuos necesitan para realizar sus actividades diarias con normalidad. En situaciones extremas, el calor puede también provocar la muerte.

En el periodo estival, los golpes de calor son especialmente graves. Se producen cuando el cuerpo es incapaz de controlar la temperatura, que se va incrementando rápidamente y que puede incluso llegar a alcanzar los 40,6ºC.

Es importante estar alerta ante los siguiente síntomas:

• Sed intensa y sequedad en la boca
• Agotamiento, cansancio y debilidad
• Dolor de cabeza
• Mareos o desmayos
• Debilidad muscular o calambres
• Náuseas y vómitos
• Temperatura superior a 37.5 °C
• Aumento de los latidos cardiacos

¿Cómo evitar los golpes de calor? Se aconseja ingerir mucha agua de manera frecuente aunque no se tenga sed. Aconsejo llevar una botellas de agua de forma accesible. Por supuesto, evitar las bebidas alcohólicas, con cafeína o muy azucaradas que favorecen la deshidratación.

La ropa que llevamos es también muy factor determinante. Ésta debe ser cómoda y ligera. Se aconseja el uso de ropa clara y fresca. En lo que se refiere al descanso, hay que dormir lo necesario para evitar la somnolencia y la fatiga, además de realizar los descansos oportunos y siempre que nuestro cuerpo lo necesite. Desde el Ministerio de Sanidad se pide evitar el frío excesivo (aire acondicionado) después de estar expuesto al calor para evitar cambios bruscos de temperatura. Hay que ir cambiando de manera gradual.

Otro consejo importante es realizar comidas ligeras para evitar digestiones pesadas; y evitar la exposición al sol cuando las temperaturas son elevadas (las horas de mayor intensidad son 12 de la mañana a las 16 horas de la tarde).

En resumen, para prevenir un golpe de calor en esta época de altas temperaturas es importante evitar:

• Líquidos con cafeína o con azúcar en exceso
•Líquidos muy calientes
• Comidas pesadas
• Ambientes sofocantes

¿Qué debemos hacer en caso de sufrirlo? Llamaremos a emergencias e indicare nuestra ubicación. Mientras esperamos, debemos procurar enfriar nuestro cuerpo. Lo idea es poner paños de agua fría sobre el cuerpo o darse un baño o ducha fría. Si podemos echarnos agua y tratar de refrescarnos lo máximo posible. Recuerda que es importante recibir ayuda médica urgente.

Si se suda mucho durante una actividad física intensa, podemos sufrir calambres musculares. En este caso, debemos parar nuestra actividad y descansar en un sitio fresco, evitar la actividad física durante varias horas, procurar beber zumos ligeros y bebidas deportivas diluidas en agua y, por supuesto, consultar a un médico si los calambres duran más de una hora.

El agotamiento por calor es también muy frecuente y puede llegar a ser peligroso durante el trabajo. Esto suele ocurrir después de varios días de calor intenso. Los síntomas son debilidad, fatiga, mareos, náuseas, desmayo… Se recomienda descansar en un lugar fresco, beber zumos y consultar al médico si los síntomas empeoran o duran más de una hora.

Cualquier persona puede sufrir consecuencias graves por una exposición continuada al calor o directamente al sol, pero las personas con enfermedades crónicas (afecciones cardíacas, renales o neurológicas), con tez muy blanca o aquellos con problemas de alcohol o drogas, son los grupos de riesgo que deben tener especial cuidado durante los meses de verano.

 

¡Nos vemos en proximas entradas!

 

Publicado en Buenas practicas, Herramientas, Opinión, Vivencias
Sobre el autor:

Antonio María Fernández de Puelles de Torres-Solanot
-Ingeniero en Informática de Gestión
-Certificado en ITIL V3
-Certificado en CMMI
-Máster en Business Intelligence, Big Data, Professional Qualification in Management & Leadership

Follow CALIDAD EN GESTIÓN DE PROYECTOS on WordPress.com
agosto 2018
L M X J V S D
« Jul    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031