Reincorporación laboral tras una baja prolongada

colaboracion

Cuando hablamos de volver al trabajo tras una baja prolongada, la adaptación laboral siempre supone un reto para el propio trabajador y para la organización, no sólo por el propio proceso de adaptación de un trabajador que ha permanecido fuera de la organización durante un periodo largo de tiempo, sino también por la propia estigmatización social que implica una baja prolongada.

Las bajas por incapacidad temporal (IT) prolongada suponen una de las partidas económicas más destacadas del Estado Español. El coste real superaría al gasto que el Estado acomete por desempleo, ubicándose como la partida de gasto social más importante después de la Asistencia Sanitaria y de las Pensiones. Supone pues un gasto social y un coste empresarial indirecto, ya que genera gastos de sustitución con nuevas cotizaciones a la Seguridad Social y mantenimiento de cotizaciones del trabajador enfermo, entre otras cuestiones.

Las bajas por IT prolongadas pueden deberse a diversos diagnósticos entre los que se encuentran las siguientes patologías: quirúrgica, oncológica, ortopédica, osteo-articular, psiquiátrica.  Y estas patologías pueden ser el resultado de una enfermedad común o profesional, y un accidente laboral o accidente no laboral. Y no nos podemos olvidar de los embarazos, que sin ser una enfermedad ni un “accidente” laboral, tienen la consideración de IT.

La vuelta al trabajo de una persona

El retorno al trabajo es un momento importante para el trabajador. Las preguntas que afloran en su mente son las siguientes:

  • ¿Seré capaz de realizar mi trabajo dentro de la jornada laboral habitual (horario completo, turnos de trabajo, ritmo y dinámica de trabajo, desplazamientos para acudir al lugar de trabajo, etc)
  • ¿Seré capaz de realizar mi trabajo dentro del entorno material y humano habituales (lugar de trabajo, incorporación de compañeros nuevos, destreza en técnicas o procedimientos manuales, actualización de conocimientos, introducción de nuevos protocolos, etc)
  • ¿Seré capaz de realizar mi trabajo sin cometer errores que puedan repercutir en mi seguridad o en la de otros? (toma de decisiones de elevada responsabilidad rápidamente, prestar atención continuada, etc).
  • ¿Seguirá mi puesto de trabajo disponible o ya no ocuparé el mismo cargo?
  • ¿Quiero realmente seguir con mi trabajo ahora que ya no soy la misma persona?

Si en el trabajador persiste  esta situación de incertidumbre, sensación de incapacidad, baja autoestima o autocontrol, podría desarrollar un trastorno adaptativo mixto,  un trastorno depresivo, o un trastorno de ansiedad generalizada.

Reincorporación laboral efectiva y saludable

La reincorporación laboral efectiva y saludable tras una IT prolongada precisa medidas adaptativas transitorias referidas al propio trabajador y a la empresa:

El trabajador

  • Practicar un pensamiento y actitud positiva hacia la vuelta al trabajo.
  • Practicar el empoderamiento.
  • Apoyarse en los compañeros.
  • Restablecer la máxima capacidad psicofísica mediante diversas actividades que comprometan cuerpo y mente: yoga, meditación activa, tai chi, ejercicio cardiovascular, etc.

La empresa

  • Incorporación progresiva con modificaciones de horarios: evitar cambios de turno, reducción de jornada, flexibilidad horaria, etc.
  • Asumir responsabilidades de forma progresiva y tutorizada: evitar tareas de mayor complejidad, y evitar tareas de elevada responsabilidad en cuanto a riesgos a terceras personas (manejo de maquinaria peligrosa, trabajo en altura, conducción de vehículo y/o transportes de pasajeros, tareas que precisan un alto nivel de atención y toma rápida de decisiones, etc.).
  • Sesión con responsables para ver cuáles son las expectativas tanto del trabajador como de la empresa en el nuevo ciclo de trabajo.
  • Facilitar la formación y puesta al día en procesos nuevos que requieren de nuevas habilidades.

¡Nos vemos en próximas entradas!

Anuncios
Publicado en Buenas practicas, Opinión, Vivencias

Citas imprescindibles 94

bibliotherapy

“Ver a alguien leyendo un libro que te gusta, es ver a un libro recomendándote a una persona”

 

Anonimo

Publicado en Citas, Opinión, Vivencias

¿Qué significa el traslado de la sede social de una empresa?

traslado

 

Varias empresas y bancos han anunciado estos días que trasladarán sus sedes sociales. Y muchas otras han advertido que lo están estudiando.

En realidad, el cambio del domicilio social de una sociedad de un territorio a otro es algo más simbólico que efectivo. No implica obligatoriamente el traslado de sus centros operativos o de producción, con lo que, si esos centros no se mueven, no tiene por qué afectar al grueso de su plantilla ni a la relación con sus clientes.

Así, por ejemplo, el Banco Santander tiene su sede social en la ciudad de Santander y sus servicios centrales se sitúan en Madrid, el mismo lugar donde el BBVA sitúa su cuartel general, pese a tener su domicilio social en Bilbao. Ocurre algo similar con la constructora FCC, con sede social en Barcelona y centro operativo en la capital madrileña.

Transmitir tranquilidad y garantizar la conexión con el BCE

El lugar donde se encuentra el domicilio social sí es importante porque marca dónde está la dirección de una empresa o entidad, su efectiva administración, en definitiva: el mando de la compañía.

En el caso de los bancos, el cambio de la sede anunciado por el Banco Sabadell y Caixabank es una cuestión de imagen, de transmitir tranquilidad a sus clientes y minimizar posibles fugas de capitales.

Por añadidura, y ante la incertidumbre, el traslado de sus domicilios sociales garantiza a los bancos su asociación con el Fondo de Garantía de Depósitos, que protege los ahorros de los clientes en casos de inestabilidad.

También deja fuera de toda duda su conexión con el Eurosistema y el BCE, garante de la solvencia de los bancos que están bajo su paraguas, a los que proporciona la liquidez necesaria para que sigan operando.

Afecta a parte del pago de impuestos

Por otro lado, el lugar donde radica una sociedad determina las normativas que se le aplicarán, por ejemplo, en cuanto a algunos impuestos.

La Ley General Tributaria establece que el domicilio fiscal de una empresa será el mismo que el domicilio social siempre que en él esté efectivamente centralizada su gestión administrativa y la dirección de sus negocios.

El mayor tributo que pagan las empresas es el Impuesto de Sociedades. Este gravamen es estatal, por lo que no influye el lugar de la sede: lo recauda la Agencia Tributaria y se redistribuye entre las comunidades en función del sistema de financiación autonómica.

Pero otros tributos son municipales o autonómicos y se pagan allí donde se localice ese domicilio social. Es el caso, por ejemplo, del impuesto de actividades económicas o el del de transmisiones patrimoniales, que grava operaciones societarias, como ampliaciones o reducciones de capital.

Respecto al impuesto de actividades económicas, el secretario general de Gestha, José María Mollinedo, ha explicado este viernes que se paga en el lugar donde se encuentra cada una de las sedes, oficinas o sucursales de una compañía. De esta forma, en lo referente al cambio de sede social, sólo afectaría en el pago por el local o edificio que desaloja en la comunidad de la que sale. El resto de oficinas o locales que se mantengan en el mismo lugar seguirán abonando el impuesto en esa autonomía.

En cuanto al impuesto de transmisiones patrimoniales, el Ministerio de Hacienda ha eximido de su pago a la mayoría de operaciones societarias y, en la actualidad, sólo recae en las reducciones de capital y las disoluciones de sociedades.

Modificaciones legales para facilitar el cambio de sede

El domicilio social viene establecido en los estatutos de una sociedad, por lo que para cambiarlo deben modificarse esos estatutos. Por este motivo, ese proceso exige la aprobación de la junta de socios o, en caso de las sociedades de capital, de la junta general de accionistas.

Sin embargo, en 2015, el Gobierno modificó la Ley de Sociedades de Capital para facilitar que pudieran trasladar su sede social con rapidez dentro del territorio nacional.

Así, se les permitía trasladar el domicilio social con el acuerdo de su consejo de administración y sin pasar por la junta de accionistas, siempre y cuando sus estatutos no dijesen lo contrario.

¡Nos vemos en próximas entradas!

Publicado en Opinión

Citas imprescindibles 93

respeto

“Si te respetan, respétalos.

Si no te respetan, sigue respetándolos.

No permitas que las acciones de otros disminuyan tus modales, porque tú te representas a ti mismo, no a otros.”

 

Anonimo

Publicado en Buenas practicas, Citas, Opinión, Vivencias

Algunos consejos practicos para mejorar los perfiles en LinkedIn

LinkedIn.png

Durante los últimos años, LinkedIn se ha afianzado como la plataforma por excelencia que eligen los profesionales para darse a conocer en el mercado laboral. Con más de 313 millones de usuarios, las compañías de todo el mundo promueven allí sus productos y utilizan ese espacio para encontrar a nuevos miembros para sumar a sus equipos. ¡Por eso es importante que tu perfil de LinkedIn sea perfecto! Al respecto, en este post encontrarás los consejos fundamentales para lograrlo.

 

15 consejos para que tu perfil de LinkedIn adquiera notoriedad en tu campo profesional

A continuación, compartiré contigo 15 tips que debes aplicar para obtener el máximo provecho de tu perfil de LinkedIn.

 

1- Comparte información valiosa para tu sector

Una de las formas más efectivas de aumentar la notoriedad de tu perfil y añadirle valor agregado, es compartir información importante para tu industria. El publicar noticias relevantes para tu sector ayuda a que las personas perciban tu perfil de LinkedIn como una fuente de datos útiles. Esto a su vez favorece la fidelización de tus seguidores y aumenta tu visibilidad, ya que si tus actualizaciones son interesantes, obtienes más recomendaciones (que a sus vez, pueden ser vistas por otros usuarios fuera de tus círculos).

Para conocer cuáles son los temas más relevantes para tu industria y elegir las noticias más populares para compartir, puedes ayudarte con BuzzSumo. Esta herramienta en línea te permite buscar cuáles son los contenidos más compartidos en LinkedIn y otros sitios. Para aumentar la precisión de tus resultados de búsqueda, puedes servirte de los múltiples filtros que te ofrece la aplicación.

 

2- Personaliza tu URL de LinkedIn

Para que tu perfil de LinkedIn luzca realmente profesional, lo mejor que puedes hacer es personalizar tu URL de acuerdo al siguiente formato:  http://linkedin.com/tu-nombre-y-apellido. Ello no sólo resulta más estético que la serie de números que te asigna el sitio por defecto cuando te registras por primera vez, sino que además ayuda a que las personas puedan encontrarte más fácilmente.

Para personalizar tu URL de LinkedIn tienes que seguir los siguientes pasos: en primer lugar, dirígete al menú “Editar Perfil”. Una vez allí, posa el puntero del mouse sobre la URL que puedes ver por debajo de tu nombre. Enseguida verás aparecer un ícono del menú configurar, como se muestra en la imagen a continuación. Haz clic en él.

Tras hacer clic allí, verás aparecer en la derecha de tu pantalla, un enlace con el texto “Crear una URL personalizada”. Finalmente, haz clic en ese link para editar tu URL.

 

3- Aprovecha las menciones para que te vean contactos específicos

Si necesitas que una persona determinada vea tus actualizaciones, lo mejor que puedes hacer es utilizar menciones en tus publicaciones. De esa forma, cuando compartas tu post en LinkedIn, las personas mencionadas serán notificadas acerca de tu publicación. Para añadir una mención, sólo tienes que ingresar el caracter arroba (@) seguido del nombre del contacto que deseas que vea tu información. ¡Eso es todo!

 

4- Únete a grupos de tu industria

Para incrementar la visibilidad de tu perfil de LinkedIn, una estrategia muy efectiva es unirte a grupos relevantes de tu industria. Esto es así por varias razones: en primer lugar, al unirte a un grupo la noticia aparece en el Newsfeed de tus contactos actuales, así como las interacciones que realices en el grupo (siempre que sea público). Por otra parte, los grupos son espacios ideales para conocer a otros profesionales de tu campo. Incluso, la configuración por defecto de algunos grupos permite a todos los miembros enviarse mensajes privados vía LinkedIn.

 

5- Mantén tu perfil de LinkedIn siempre actualizado

Las personas que actualizan su perfil con frecuencia obtienen más ofertas de trabajo que aquellas que no lo hacen. Por esa razón, ¡actualiza tu perfil siempre que puedas! Para ayudarte en esta tarea puedes programar posts en LinkedIn, de modo que se publiquen cuando tú lo decidas, incluso si no estás conectado a la Red. Haz clic en el siguiente artículo para conocer cómo publicar en LinkedIn automáticamente.

 

6- Utiliza fotografías de calidad en tu perfil

Los perfiles de LinkedIn que cuentan con fotografías tienen 14 veces más probabilidades de ser visitados que aquellos que carecen de imágenes. Por ello, es importante que utilices fotografías en tu perfil, y que éstas sean lo más profesionales posible. Así, en el caso de tu imagen personal, es recomendable que evites las “selfies” (más apropiadas para otras Redes Sociales) y que emplees capturas más serias y agradables.

 

7- Incluye palabras clave en tu perfil

Las Keywords o Palabras Clave son los componentes esenciales para dar con un contenido específico en la Red, y LinkedIn no es la excepción. Por esta razón, si deseas aumentar las probabilidades de que las personas encuentren tu perfil, ¡incluye las keywords correspondientes! Así por ejemplo, si trabajas en el desarrollo de software, puedes incluir las palabras clave “Web Developer” o “Desarrollador Web” en el título de tu perfil. Para encontrar las Keywords más buscadas por los usuarios, te aconsejo utilizar el Keyword Planner de Google.

 

8- Valida y agradece a tus contactos

En el ámbito profesional, la cordialidad es un componente esencial para generar una imagen personal positiva. Por esta razón, te aconsejo que cada vez que te sea posible, dediques unos minutos para validar los conocimientos de aquellos contactos con los que te interesaría conectar profesionalmente. A la vez, es importante que agradezcas siempre que puedas, las recomendaciones y validaciones que obtengas por parte de otras personas.

 

9- Enriquece tu perfil con contenidos multimedia

Para que tu perfil de LinkedIn sea más notorio e interesante de recorrer, te aconsejo incluir en él presentaciones y vídeos. Esos tipos de contenidos siempre resultan mucho más atractivos (y por ende, recomendables) que compartir sólo texto. En este sentido, las infografías sobre temáticas relevantes de tu industria son súmamente efectivas para captar la atención de otros profesionales. Para crear tus propias infografías te aconsejo utilizar Canva, un programa de diseño online muy fácil de usar.

 

10- Añade un vídeo a tu perfil para aumentar tus ventas

Si te dedicas a la comercialización de productos o servicios, una buena forma de aumentar tus ventas es añadir un vídeo a tu perfil en el que comuniques a qué se dedica tu compañía. Al respecto, procura que el clip sea corto y ameno, pues debe funcionar como una carta de presentación para promover tu empresa.

 

11-Promueve tus enlaces mediante llamados a la acción

Muchas veces las personas incluyen enlaces a sus sitios en sus perfiles, sin más, y por ende, éstos suelen pasar desapercibidos. Para que esto no te ocurra a ti, te recomiendo incluir llamados a la acción en tus enlaces, de modo que tus contactos se sientas atraídos a hacer clic en ellos. Esto no sólo hará que tu perfil de LinkedIn se vea más interesante, sino que además te ayudará a aumentar el tráfico web hacia tu sitio web.

 

12- Añade secciones a tu perfil

Una excelente manera de dar a conocer tu experiencia y tus habilidades, es agregar secciones a tu perfil de LinkedIn. Éstas no sólo benefician tu imagen profesional, sino que hacen que recorrer tu perfil sea más entretenido. Para añadir secciones simplemente debes dirigirte al menú “Editar Perfil” y hacer clic en alguna de las múltiples secciones que te ofrece el sitio para agregar a tu perfil.

 

13- Comparte información personal seria

En otras palabras, ¡no digas en LinkedIn lo que no dirías en una entrevista de trabajo! Recuerda que es una Red Social de profesionales, por lo que los datos que compartas en tu perfil deben ser referencias positivas desde el punto de vista laboral. Así, incluye tus actividades profesionales y voluntariados, y deja para Facebook o Instagram tus preferencias en materia de diversión u ocio.

 

14- Consigue recomendaciones

Si estás buscando trabajo en LinkedIn, una muy buena forma de obtener el puesto que buscas es incluir en tu perfil recomendaciones escritas por tus ex jefes y compañeros de trabajo. Las referencias son muy importantes en estos casos y nada mejor que el hecho de contar con el visto bueno de tus supervisores y colegas pasados.

 

15- ¡Cuida la ortografía!

Parece una obviedad, pero el mantener una ortografía correcta en tu perfil de LinkedIn hace a tu imagen profesional. En efecto, si un empleador revisa tus experiencias laborales y se encuentra con faltas ortográficas, seguramente se llevará un mal concepto de tu profesionalismo al momento de trabajar. Por eso, ¡revisa bien lo que escribes!

Espero que estos 15 consejos para optimizar tu perfil de LinkedIn te hayan resultado útiles. ¿Ya habías aplicado alguno de ellos? ¡Cuéntanos tu experiencia! Y por favor, recuerda compartir este blog post con tus contactos.

 

¡Nos vemos en próximas entradas!

Publicado en Buenas practicas, Herramientas, Opinión

¿Cuánto tiempo se debe permanecer en un trabajo?

71440_1

En el primer día de trabajo las tareas a realizar parecen muy interesantes, los nuevos compañeros muy simpáticos y nuestro jefe un verdadero líder. Sin embargo, a medida que pasan los meses estas impresiones suelen deteriorarse y la idea de renunciar se hace presente en la cabeza de miles de empleados en todo el mundo.

El hecho de querer decir “me voy” y no poder hacerlo es muy desmotivaste para los trabajadores ya que entran en un círculo que los lleva a pensar que nunca conseguirán algo mejor y que pasarán el resto de sus días en esa oficina. Esto los deprime y disminuye tanto su rendimiento laboral como su propia autoestima.

Ante este conflicto, surge la siguiente pregunta: ¿cuánto tiempo es recomendable pasar en el mismo puesto de trabajo? De acuerdo con los expertos, no hay recetas para saberlo ya que depende de cuánto se esté aprendiendo en ese empleo y de qué manera beneficia a la carrera profesional del empleado en cuestión. De todas formas, una serie de números te ayudará a resolver esta interrogante: 8, 18, 48 y 72.

8. Ocho meses es el período de tiempo más corto que debemos permanecer en un empleo para que la experiencia sea considerada formal. Sí el profesional trabajara menos de esto, de seguro le jugará en contra siempre que el empleado no tenga una razón válida para haber renunciado.

18. Dieciocho meses es el periodo mínimo “socialmente aceptado” para permanencer en un trabajo. De pasar este lapso de tiempo en una organización, podrá considerarse que has sobrevivido a un período de evaluación e incluso es posible que hasta hayas podido alcanzar algunos logros.

48. Esta cantidad de meses equivale a cuatro años y sin dudas, este es el tiempo suficiente para haber trabajado en una empresa: demuestra que tienes compromiso y una buena conducta. Sin embargo, esto no quiere decir que hayas cerrado un ciclo ya que, de recibir un ascenso, es totalmente entendible que quieras quedarte allí un tiempo más.

72. Si después de 72 meses sigues trabajando en la misma compañía sin haber conseguido un ascenso ni reconocimiento alguno, es hora de cambiar de empleo. De seguir en ese puesto, tu currículum perderá valor en vez de incrementarlo.

Si has buscado empleo e incluso así no lográs ascender, prueba a realizar cursos de idiomas u otro tipo de estudios que aseguren que puedas aspirar a un mejor empleo.

 

¡Nos vemos en próximas entradas!

 

Publicado en Buenas practicas, Opinión, Vivencias

Citas imprescindibles 92

sun-tzu-2

Cualquiera que tenga forma puede ser definido, y cualquiera que pueda ser definido puede ser vencido.

Sun Tzu 544 a. C. – 496 a. C

Publicado en Citas
Sobre el autor:

Antonio María Fernández de Puelles de Torres-Solanot
-Ingeniero en Informática de Gestión
-Certificado en ITIL V3
-Certificado en CMMI
-Máster en Business Intelligence, Big Data, Professional Qualification in Management & Leadership

Follow CALIDAD EN GESTIÓN DE PROYECTOS on WordPress.com
octubre 2017
L M X J V S D
« Sep    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031