Citas imprescindibles 176

“El bien que conseguimos para nosotros mismos es precario e inseguro hasta que no lo es para todos y es incorporado en nuestra vida común.”

Jane Addams 1860 – 1935

Publicado en Citas, Buenas practicas, Opinión

La importancia de una buena base educacional

La educación es la base de la vida de una persona.

En la infancia es donde se sientan las bases para la construcción de este “edificio”, en la adolescencia se refuerzan sus cimientos y durante la etapa adulta se interiorizan los valores aprendidos. El mundo laboral es un escenario fundamental en el desarrollo personal de los individuos, define valores tan importantes como la responsabilidad, la autonomía y la estabilidad emocional. De ahí radica la importancia de desarrollar valores educativos de competencias laborales desde la niñez.

En la infancia se sientan las bases, en la adolescencia se refuerzan los cimientos y en la madurez, se interiorizan los valores aprendidos Actualmente, en España el porcentaje de abandono prematuro de la escuela es de un 29% frente a un 14% que existe en la Unión Europea. Esta situación deja a una gran cantidad de jóvenes sin formación frente a la escasa oferta del mercado actual. Existe una gran parte de la población entre 16 y 30 años sin estudios y sin trabajo, lo que se empezó a denominar hace unos años como “ninis”. Así, nos encontramos con una crisis preocupante en nuestro país: en España por cada cuatro personas en edad de trabajar hay una persona jubilada. Desarrollo de las aptitudes cognitivas y no cognitivas James Heckman, profesor en la Universidad de Chicago y Premio Nobel, afirma en sus estudios que la inversión en educación primaria es fundamental. Heckman defiende que “estos primeros años son decisivos para la génesis de las aptitudes cognitivas, mientras que la adolescencia es una etapa importante para la génesis de aptitudes no cognitivas”. Las aptitudes cognitivas se refieren a la capacidad de compresión que tiene un individuo para procesar la información que se le da. Con lo que concluye que invertir en educación es invertir en el futuro. El entorno educativo tiene entre sus objetivos motivar a los alumnos para que vayan superándose poco a poco y aprendan cada vez más.

Si se motiva a un niño desde pequeño se consigue un logro a largo plazo: la motivación personal y profesional Además, con esto se fomenta la escolaridad, se mejoran las aptitudes y se aumentan las habilidades de los niños. Esta será su base para el resto del camino. Cuando una persona está motivada tiene siempre una gran meta y muchos objetivos secundarios que son las piezas para conseguir el objetivo propuesto. La relación existente entre estudios y trabajo es latente en la sociedad. La suma de la carrera estudiantil y las ganas que se tengan de aprender y de trabajar dan como resultado una mayor probabilidad de poder elegir un puesto de trabajo que se adapte al perfil y a los gustos de la persona. Una buena educación y una fuerte motivación son el mejor impulso hacia el futuro. Una meta es suficiente para potenciar esto al máximo nivel: de la base al liderazgo. ¿Consideras que es imprescindible para un buen desarrollo la motivación a los más pequeños?

¡Nos vemos en proximas entradas!

Publicado en Buenas practicas, Opinión, Vivencias

Citas imprescindibles 175

“La única práctica lamentable del trabajo es aquélla que se acomoda a una cierta rutina, a la adopción invariable de las mismas medidas ante cualquier situación sin ninguna reflexión previa o espíritu de aventura.”

Mary E. Richmond 1861 – 1928

Publicado en Citas, Opinión

¿Cómo afectan las elecciones de Estados Unidos al mercado de valores?

Las acciones y los bonos experimentan un débil rendimiento antes de las elecciones

Según los datos de S&P 500 que se remontan al decenio de 1930, las pautas sugieren que las acciones y los bonos tuvieron un rendimiento mediocre en el año anterior a una elección en comparación con otros años. El promedio de ganancias en el período de 90 años descendió al 7,5 %, pero el promedio del año anterior a una elección se acerca más al 6 %, según el Banco de los Estados Unidos. El débil rendimiento de las acciones tiende a continuar también en el año posterior a unas elecciones, pero los bonos tienden a «superar ligeramente» el rendimiento.

Los mercados de valores siguen una especie de ciclo presidencial

El desempeño de la economía y el mercado de valores se correlaciona de alguna manera con el ciclo presidencial de cuatro años. Según el Stock Trader’s Almanac, las caídas, las recesiones e incluso las guerras tienden a ocurrir durante los dos primeros años del mandato de un presidente, y es más probable que se produzca un crecimiento próspero en la segunda mitad del mandato de un presidente. Simplemente, eso significa que el rendimiento de los mercados no es tan bueno en los dos años posteriores a una elección en comparación con el tercer y cuarto año.

Los mercados prefieren reelegir a un presidente que elegir a uno nuevo

Los mercados no suelen tener preferencia entre demócratas y republicanos en la Casa Blanca (aunque los republicanos han generado mejores rendimientos promedio que los demócratas), pero los rendimientos son generalmente más altos cuando un presidente (o partido) es reelegido que si llega uno nuevo al poder.

Esto no es sorprendente, ya que un presidente en ejercicio que busca la reelección ofrece más seguridad a los inversores que cuando nuevos competidores de ambos lados compiten por la presidencia, o cuando existe un mayor riesgo de que la oposición pueda ganar e introducir potencialmente un cambio radical. Esto implica que las elecciones de 2020 deberían ser más estables para los mercados financieros que las de 2016. Aun así, vale la pena resaltar que el catastrofismo que algunos esperaban cuando Trump entró en la Casa Blanca nunca se materializó.

Los mercados prefieren un gobierno unido a uno dividido

El sistema estadounidense hace que la Casa Blanca, el Congreso y el Senado estén en juego en las elecciones. Esto significa que un partido puede ganar la presidencia, pero el otro puede controlar la Cámara de Representantes o el Senado. Según una investigación de InvesTech, los rendimientos medios de InvesTech son más altos cuando un partido lo controla todo, y ligeramente más bajos cuando uno es dueño de la Casa Blanca pero otro controla la Cámara y el Senado.
Sin embargo, cuando un partido controla la Cámara y el otro el Senado, los resultados son generalmente mucho peores (aunque todavía positivos). Los presidentes ejercen un poder considerable sobre la economía y los negocios. Por ejemplo, el presidente puede elegir quién dirige la Reserva Federal (Fed). Es el Congreso el que emite las leyes y el Senado el que las aprueba, así que tenerlos del lado del presidente se considera importante si se va a producir algún cambio real.

¡Nos vemos en proximas entradas!

Publicado en Opinión
Sobre el autor:

Antonio María Fernández de Puelles de Torres-Solanot

– Ingeniero en Informática de Gestión

– Certificado en ITIL V3

– Certificado en CMMI

– Máster en Business Intelligence, Big Data, Professional Qualification in Management & Leadership

– Máster en Dirección de Comercio Intenacional

– Estudiante de grado en Trabajo Social

Follow CALIDAD EN GESTIÓN DE PROYECTOS on WordPress.com
diciembre 2020
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031