Citas imprescindibles 155

Plutarco

“El cerebro no es un vaso por llenar, sino una lámpara por encender.”

 

Plutarco 46 – 127

Publicado en Citas, Opinión

¿Que es la cuarta Revolución Industrial?

La tecnología está transformando profundamente nuestras vidas. Con el efecto combinatorio de innovaciones como la inteligencia artificial, la robótica y la cadena de bloques (blockchain) estamos al borde de una revolución tecnológica que alterará la forma en que vivimos y trabajamos en una escala fundamentalmente diferente.

En esta publicación, abordaremos la definición de “Cuarta Revolución Industrial” y hablaremos sobre las principales tecnologías que impulsan esta transformación, así como sus impactos en los negocios y las expectativas de los consumidores.

 

¿Qué tienen en común el vapor, la ciencia y lo digital? 

Estas son las tres revoluciones industriales que moldearon nuestra sociedad moderna. Con cada una de estas tres innovaciones (la máquina a vapor, la era del pensamiento científico y de la producción masiva, y el surgimiento de tecnologías digitales) el mundo cambió profundamente.

Esto mismo está sucediendo por cuarta vez. ¿Qué impulsa la Cuarta Revolución Industrial? Hoy en día, las tecnologías como el cómputo en la nube, las redes sociales, la movilidad, el Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés) y la Inteligencia Artificial (IA), en conjunto con una mayor capacidad informática y una mayor cantidad de datos (seguramente ya conoce el concepto de Big Data) están alterando nuestra sociedad.

 

Momento, ¿acaso no hubo una revolución industrial hace poco?

Lo más probable es que recuerde las clases de historia acerca de la Revolución Industrial y el impacto de las máquinas a vapor y las fábricas en la economía y la sociedad de la época. De hecho, el concepto que tradicionalmente tenemos es de una Revolución Industrial que marcó el inicio de la era moderna de la producción mecanizada.

Sin embargo, la perspectiva más moderna identifica distintos marcos de revoluciones industriales. El pionero en este concepto es el Dr. Klaus Schwab, fundador del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) y autor del libro The Fourth Industrial Revolution (La Cuarta Revolución Industrial).  De acuerdo con el Dr. Schwab, una revolución industrial se caracteriza por el surgimiento de “nuevas tecnologías y nuevas maneras de percibir el mundo que impulsan un cambio profundo en la economía y la estructura de la sociedad”.

Por lo tanto, es posible identificar los siguientes períodos relacionados con la revolución industrial:

  • Primera Revolución Industrial: energía basada en vapor
  • Segunda Revolución Industrial: era de la ciencia y la producción masiva alimentada por la electricidad
  • Tercera Revolución Industrial: fomentada por la computación y las tecnologías digitales
  • Ahora estamos incursionando en la siguiente fase de una expansión tecnológica drástica: la Cuarta Revolución Industrial

La Primera Revolución Industrial: la era de la producción mecanizada

La llegada de la máquina a vapor, en la década de 1760, fomentó la mecanización de la agricultura y la producción textil. Esto abrió el camino hacia la urbanización con la energía a vapor y las máquinas, lo que proporcionó tecnologías superiores para embarcaciones y ferrocarriles. La fábrica se convirtió en el nuevo centro de la vida comunitaria.

El avance de la industrialización creó una clase media de trabajadores. Las ciudades e industrias crecieron más rápidamente y las economías se desarrollaron.

 

La Segunda Revolución Industrial: la era de la ciencia y la producción masiva

Una serie de inventos comenzó a aparecer: motor de gasolina, aviones, fertilizantes químicos. El pensamiento científico avanzaba con grandes descubrimientos en la física y también con el perfeccionamiento del método científico. ¡Viva la ciencia!

Estos principios del método científico (por ejemplo: observar, medir, probar hipótesis) también se comenzaron a adoptar en las fábricas, principalmente en las líneas de montaje que formaban la plataforma para la producción masiva. A principios del siglo XX, Henry Ford y su empresa estaban produciendo en masa el innovador Ford Modelo T, un auto con motor de gasolina fabricado en líneas de montaje en sus plantas.

En 1900, el 40% de la población de Estados Unidos ya vivía en ciudades (respecto al 6% en 1800). Otras innovaciones como la energía eléctrica, la radio y los teléfonos transformaron la forma de vida de las personas. Además, si lo pensamos bien, fue esta segunda revolución industrial la que colocó los cimientos del mundo moderno.

 

La Tercera Revolución Industrial: la revolución digital

Mientras lee esta publicación, está experimentando las maravillas de la revolución digital. Está aprovechando las ventajas del cómputo en la nube, del Internet y de algún dispositivo (portátil, smartphone o quizás una tableta) que le permite acceder a esas tecnologías.

La tercera revolución industrial tiene como marco inicial la década de 1950 con el desarrollo de la microelectrónica (consulte: semiconductores), de los mainframes y también de los primeros debates sobre la Inteligencia Artificial. Con el fenómeno de la “digitalización”, la información que antes se consumía o transmitía de manera analógica fue sustituida por los medios digitales. Por ejemplo, un televisor con antena (analógica) se sustituyó con un dispositivo conectado a Internet y un servicio de reproducción de videos (digital).

La tercera revolución industrial comenzó a impulsar también el fenómeno de la Transformación digital, en el cual las empresas buscan mejorar los procesos operativos, la creación de nuevos modelos de negocios y la integración de la experiencia del cliente por medio de la tecnología.

 

La Cuarta Revolución Industrial

Cada revolución industrial representó cambios profundos y transformaciones en nuestra sociedad. El centro de la vida salió de las comunidades agrícolas y se trasladó a las fábricas, las personas abandonaron el campo y llegaron a las ciudades con la introducción de la producción mecánica. La electricidad y los sistemas de producción masiva cambiaron la forma en que las personas vivían y trabajaban. Y, más recientemente, la revolución digital causó rupturas en todas las industrias a través de la transformación digital —y la manera en que las personas vivían, trabajaban y se comunicaban vivió nuevamente cambios importantes.

¿Hacia dónde nos dirigimos? En este momento, nos encontramos bajo una “tormenta perfecta” de tecnología. Es como si todo lo que siempre soñamos desde las décadas del 50 y 60 se hiciera realidad ahora. Calma, todavía no tenemos voladores DeLoreans, pero ya tenemos robots, mapas genéticos e impresión en 3D. Cuando estas tecnologías se combinan, las cosas comienzan a ponerse realmente interesantes. Es lo que describimos al inicio de este artículo como el efecto combinatorio de las tecnologías que están impulsando la cuarta revolución.

¿Cómo comenzó?

En su libro sobre la Cuarta Revolución Industrial, el Dr. Klaus Schwab la describe así: “Comenzó a principios de este siglo y tuvo como base la revolución digital. Está caracterizada por un Internet mucho más móvil y mundial, por sensores más pequeños y más potentes, y por inteligencia artificial y aprendizaje automático”.

Erik Brynjolfsson y Andrew McAfee, investigadores de MIT, describen este período como “la segunda era de las máquinas”. (nota del blog: aquí está la pista para el libro más reciente de Erik y de Andrew, “Machine, Platform, Crowd. Harnessing our Digital Future” [Máquina, plataforma, multitud. Aprovechamiento de nuestro futuro digital]).

¿Qué es la Cuarta Revolución Industrial?

Es un mundo más inteligente y más conectado que se está construyendo a nuestro alrededor en este preciso momento.

“La Cuarta Revolución Industrial es una manera de describir un conjunto de transformaciones en marcha y otras prontas a ocurrir en nuestra economía, sociedad y forma de vivir”.

¿Por qué esta vez es diferente?

Algunas veces, pareciera que la línea que divide la cuarta revolución y la revolución digital es un poco confusa. Entonces, ¿qué distingue concretamente a una de la otra?

Los investigadores del Foro Económico Mundial establecen tres factores de diferenciación:

  • Velocidad
    • El mundo está más conectado y esta revolución está transformando todo más rápido que las otras tres revoluciones.
  • Alcance
    • Marc Benioff, CEO de Salesforce, observa: “La convergencia de tecnologías digitales con avances en ciencias de materiales y biología significa que estamos siendo testigos del surgimiento de nuevas maneras de vivir. En formas sutiles y explícitas, la tecnología está cambiando lo que significa ser humano”.
  • Impacto en sistemas interconectados
    • Los avances de la Cuarta Revolución Industrial están tan interconectados y son tan sofisticados que están transformando los principales sistemas de nuestra sociedad (por ejemplo, política y economía), así como los países.

¿Por qué está sucediendo la Cuarta Revolución Industrial?

Toda revolución industrial está impulsada por innovaciones que generalmente se manifiestan como nuevas tecnologías. Cuando esas innovaciones se vuelven lo suficientemente baratas para escalarse y difundirse, cambian la sociedad. Una máquina a vapor en un laboratorio en Inglaterra es un óptimo experimento. Los centenares de máquinas a vapor que abastecen un sistema ferroviario son capaces de transformar una nación.

En la Cuarta Revolución Industrial, los principales factores de los cambios asombrosos que estamos presenciando incluyen el costo decreciente de la computación y los dispositivos conectados, la facilidad de implementación de algoritmos de IA, y la caída radical del precio de la secuenciación genética.

“Cosas” conectadas e inteligentes nos están ayudando a desarrollar autos autónomos, asistentes virtuales y a mejorar el diagnóstico de imágenes de salud (de este modo, transforman el mundo físico, digital y biológico).

¿Cuál es el impacto de la Cuarta Revolución Industrial?

Aquí hay algunas estadísticas que lo pueden sorprender:

  • En el 2017, más de tres mil millones de personas se conectaron a Internet y más de dos mil millones utilizaron Facebook;
  • Algunas predicciones muestran que en el 2020 será más común que las personas tengan teléfonos celulares que electricidad o agua en sus casas;
  • Los niños nacidos en el 2017 quizás nunca conduzcan un auto y deberán utilizar robots para las tareas cotidianas;
  • Los niños de hoy se verán beneficiados por el efecto combinatorio del mundo biológico, físico y digital. Participarán en los avances científicos, médicos y tecnológicos que convergerán para eliminar enfermedades;
  • 60 años después del inicio de la revolución digital (la tercera revolución industrial), aún nos estamos acostumbrando al hecho de que las computadoras están cambiando el mundo, pero la Cuarta Revolución Industrial está transformando la forma en que los seres humanos viven, trabajan y se relacionan;
  • Con la conectividad omnipresente, la transformación está sucediendo más rápido que cualquiera de las demás revoluciones industriales;
  • ¡Esta trayectoria puede parecer amenazadora y también cautivante!

Las diez tecnologías de la Cuarta Revolución Industrial

En este punto ya quedó bien claro que la tecnología y la revolución industrial están estrechamente relacionadas. Son los avances tecnológicos los que impulsan las revoluciones industriales. A continuación aparecen las diez tecnologías que caracterizan la Cuarta Revolución Industrial.

Tecnologías que cambian el mundo físico

  • Biotecnología
  • Robótica
  • Impresión en 3D
  • Nuevos materiales
  • Internet de las Cosas (IoT)
  • Transmisión, almacenamiento y captura de energía

Tecnologías que cambian el mundo digital

  • Inteligencia Artificial (IA)
  • Cadena de bloques
  • Nuevas tecnologías computacionales
  • Realidad virtual y aumentada

Los impactos de la Cuarta Revolución Industrial

Causa y efecto

Las diez tecnologías que presentamos son la causa de la revolución que estamos viviendo. Ahora vamos a investigar los efectos e impactos de la Cuarta Revolución Industrial.

El primero de ellos es el aumento de la productividad. Las tecnologías como la IA y la automatización han aumentado nuestra capacidad productiva y mejorado la distribución de nuestro tiempo. Sin embargo, no todo es tan sencillo. Aún existen muchas cuestiones morales y éticas acerca de estas innovaciones (si quiere profundizar, consulte, por ejemplo, el argumento de la “Superinteligencia” de Nick Bostrom).

Se trata de los clientes y sus expectativas

Los clientes de hoy tienen la expectativa de obtener respuestas a cualquier hora, en el canal y medio de su preferencia. Especialmente si ese cliente es un millennial. Ya sea en redes sociales, correo electrónico, chat o teléfono, ellos quieren una atención al cliente personalizada e instantánea.

¿Cómo llegamos a estas expectativas tan altas?

Las tecnologías que nos rodean evolucionaron y elevaron las expectativas de los clientes. La IA, por ejemplo, ya transformó la expectativa en relación con la atención al cliente. Nuestra referencia de hoy es obtener respuestas rápidas (todo se encuentra a una búsqueda de distancia en Google), servicio personalizado e inteligente, es decir, que tome en cuenta nuestro historial y preferencias.

Las empresas necesitan migrar de un modelo transaccional a un modelo de relación, construido alrededor de servicios y experiencias en vez de productos.

Datos, datos y datos

Una de las consecuencias de la revolución digital es que estamos produciendo datos de manera exponencial. Aquí tienen una estadística: el 90% de los datos se crearon en los dos últimos años. Videos, fotos, tuits, publicaciones en redes sociales, blogs, sensores, la lista es extensa.

Todos esos datos son alimento para la inteligencia artificial. La IA está fomentando innovaciones en varios tipos de productos y servicios, y cuanto mayor sea el volumen de datos, mejores las predicciones.

Los algoritmos del aprendizaje automático pueden analizar esas transacciones y variables para mejorar el desempeño de los negocios. Por ejemplo, ayudan a las empresas a anticipar las necesidades de los clientes y optimizar precios.

Ejemplos de innovaciones por industria

  • Venta minorista: mostrar el sentimiento de los clientes en relación con una marca o predecir qué clientes son más propensos a una compra en particular.
  • Manufactura: optimizar las operaciones de cadena de suministro y predecir fallas de equipos (mantenimiento predictivo).
  • Turismo: utilizar bots que actúen como asistentes de viaje en la planificación de vacaciones y la recomendación de itinerarios.
  • Salud: asistencia en el diagnóstico de imágenes (por ejemplo, con algoritmos de clasificación basados en el aprendizaje profundo) para tratamientos de cáncer y análisis de anomalías en tiempo real.

Ahondemos en la industria de Transportes para ilustrar algunos puntos interesantes.

¿Necesita tener un auto? ¿O simplemente puede compartir uno?

Los servicios que permiten compartir el auto funcionan a través de múltiples industrias (transporte, tecnología, seguros, servicios financieros) para ofrecer una experiencia integrada al cliente desde la solicitud de un viaje hasta el pago. En este proceso, la noción de propiedad de un auto sufrió una ruptura.

Usted puede usar un smartphone para solicitar un auto, rastrear el auto que lo llevará a su destino, obtener información sobre el conductor/vehículo/precio del viaje, pagar el viaje y, opcionalmente, proporcionar retroalimentación sobre la experiencia.

De acuerdo, ya todos nos hemos acostumbrado a eso. ¿Qué ocurre si ahora, en vez de tener un auto, posee un “auto como servicio”? ¿Acaso no sería genial tener acceso a una flotilla de vehículos en la que usted pudiera elegir el tipo de modelo que más se adecue a su necesidad en el momento? Los fabricantes de autos están analizando seriamente enfocarse por completo en este tipo de modelo de negocios.

¿Cuándo llegará el futuro?

El Foro Económico Mundial publicó un informe sobre los puntos de inflexión de las nuevas tecnologías y sus impactos en la sociedad. Estos son algunos puntos de inflexión que pueden presentarse en el 2025:

  • El 10% de las personas usarán ropa conectada a Internet;
  • Existirá el primer robot para farmacia en Estados Unidos;
  • Aparecerá el primer automóvil hecho en impresora 3D;
  • El 5% de los productos de consumo se hará en impresoras 3D;
  • El 90% de la población mundial tendrá acceso constante a Internet;
  • Los autos automáticos concentrarán el 10% de la flotilla de vehículos en Estados Unidos;
  • El 50% del tráfico de Internet en domicilios será dirigido a dispositivos y equipos domésticos;
  • Existirá la primera ciudad con más de 50,000 habitantes y ningún semáforo;
  • Se empleará la primera IA en el consejo de administración de una empresa.

A medida que se desarrolle la Cuarta Revolución Industrial, estas innovaciones recibirán un lugar en nuestra vida diaria. ¿Qué más podemos esperar para el futuro?

Los avances en poder computacional, IA, robótica y ciencias de materiales pueden acelerar el cambio a productos sustentables. Las técnicas de manufactura digital, incluida la impresión en 3D, se aproximarán al proceso productivo de los clientes y lograrán que el mantenimiento de piezas sea más rápido y barato.

Las innovaciones en biotecnología pueden permitir la sustitución de huesos y el trasplante de órganos a partir de impresiones en 3D de las células del tronco de un paciente. Conforme los descubrimientos sobre el funcionamiento del cerebro avanzan, podemos crearnos la expectativa de tener implantes neurales e interfaces cerebro-máquina que solucionen las enfermedades cognitivas.

Las nuevas tecnologías energéticas pueden crear fuentes de bajo costo y sustentables para liberar al planeta de los combustibles fósiles originados en la primera revolución industrial.

 

¡Nos vemos en proximas entradas!

Publicado en Opinión, Tecnologías

Citas imprescindibles 154

Anonimo

“No hay almohada mas blanda que una conciencia tranquila y un corazón en paz.”

 

Anonimo.

Publicado en Citas, Opinión

La marca personal como herramienta laboral

Marca personal

Guste o no, nuestra imagen personal es una de nuestras principales herramientas de trabajo y puede conducirnos al éxito más rabioso… o cavar nuestra fosa y enterrarnos en el fracaso.

¿Es tan importante esa ‘famosa’ primera impresión? ¿Somos víctimas de una sociedad en exceso superficial que juzga las personas más por la fachada que por su valía personal y profesional?

Apenas somos conscientes de la velocidad con la que ‘los otros’ nos catalogan; basta una mirada o un cruce de palabras para determinar si alguien a quien acabamos de conocer podría ser el ejecutivo que estamos buscando, el amor de nuestra vida o un amigo para siempre.

La primera impresión deja una huella imborrable. Tanto que en muchas ocasiones no hay una segunda oportunidad. Refugiarnos en la excusa de que esto responde a una sociedad frívola o superficial no ayuda en absoluto. Tenemos que ser conscientes de lo que hay para aprovechar de las ventajas de esta realidad y evitar ser víctimas de un descuido irreparable. Son ‘los otros’ quienes nos definen y hay que controlar qué información les estamos ofreciendo. Retengamos este dato; ¡somos juzgados en muchas ocasiones entre treinta y sesenta segundos después de habernos conocido!

Transmitamos seriedad y distancia, proximidad y confianza, jovialidad y dinamismo. En función de la profesión que desempeñamos o del tipo de persona que nos entreviste, debemos proyectar nuestros valores pero de una forma empática con el otro. Esto es capital en la empresa, pero también en el deporte… y en la política. De igual forma que es inaceptable una foto de un futbolista de éxito drogándose, no es creíble que el CEO de una marca que pretenda vender lujo aparezca en una fiesta vistiendo una camisa con lamparones o con el pelo y la barba descuidados y sucios. Son ejemplos extremos. La realidad suele ser más gradual, y sutil. A veces, a pesar del aspecto impecable, basta un mal gesto -los inconscientes son los peores porque revelan lo que realmente llevamos dentro- para arruinar una entrevista de trabajo o un buen negocio.

No todo vale

A un nivel cotidiano, aunque no seamos políticos de primera fila o conocidos representantes del mundo del deporte, del arte o de las finanzas, hay aspectos que conviene no olvidar, como el conocer bien en qué tipo de situación nos encontramos y a qué personas nos dirigimos.

Proyectamos una imagen que arranca en nuestro físico y en la forma que tenemos de comunicar. En segundo término, se fortalece con todo aquello que dejamos ver de nosotros y termina por consolidarse con lo que los demás perciben e interpretan de nuestros actos. Mantenerla exige cuidados extremos, sobre todo en una sociedad en la que cada individuo lleva un teléfono que es a la vez cámara fotográfica y de vídeo y con el que cualquier acción desafortunada puede ser registrada y subida a las redes sociales, arruinando para siempre en segundos una reputación construidas a lo largo de años.

La comunicación… qué decimos y cómo lo hacemos

Aunque las palabras que utilizamos son muy importantes en el proceso comunicativo, porque revelan nuestro conocimiento, educación y respeto hacia los demás, la entonación y el lenguaje corporal son aspectos aún más determinantes.

Para potenciar la imagen deseada, se debe mantener una total coherencia entre los cuatro canales de información que se utilizan al transmitir cualquier mensaje: el físico, o la apariencia exterior, la voz, su tono y su modulación, los gestos, el movimiento del cuerpo y la comunicación no verbal y, por último, la indumentaria: líneas, formas, volúmenes y colores.

Si trabajamos de cara al público y tenemos que convencer a nuestros clientes de que compren nuestros productos, con una imagen fría y un tono de voz aburrido nadie se nos acercará. Si nuestra imagen es accesible y trasmite confianza, será más fácil entablar un primer contacto.

También la imagen crea marca personas

Debemos identificar y proyectar las características que nos hacen únicos, valiosos y diferentes. Huyamos de lo que nos convierte en ‘masivos’. El ser es importante pero el parecer también. Amplifiquemos y destaquemos lo que nos beneficia y neutralicemos lo negativo.

La entonación, el contacto visual, los gestos, el manejo de las manos y nuestra posición corporal, revelan la veracidad de nuestros mensajes, cómo nos sentimos y nuestro grado de seguridad o incomodidad frente a determinadas situaciones.

Imaginemos cómo nos gustaría ser recordados después de morir. Si aspiramos a que, cuando se hable de lo que fuimos, quienes nos conocieron digan: ‘era un hombre íntegro, emprendedor y justo que se había ganado el afecto y respeto de sus familiares y amigos’, todas nuestras acciones deben encaminarse a proyectar esos valores. Parece simple, ¿verdad?

En suma: en el trabajo, en sociedad o en la vida privada, es indudable la importancia de esas primeras impresiones.

Algunos dicen que lo son todo. Yo NO lo creo, por supuesto valores, cualidades personales y profesionales, actitudes y aptitudes son más determinantes pero, en muchos casos si en un primer contacto no conseguimos atraer a los demás, difícilmente podremos llegar a alcanzar nuestras metas. Existe una imagen personal ideal, y encontrarla tiene efectos asombrosos.

 

¡Nos vemos en proximas entradas!

Publicado en Buenas practicas, Opinión, Vivencias

Citas imprescindibles 153

Aristoteles

“Saber es acordarse.”

Aristoteles 384 a.C. – 322 a.C.

Publicado en Citas, Opinión

La importancia de la marca en tu negocio

brand-1

Si deseas que tu marca se destaque en un mercado tan saturado como en el que vivimos hoy en día, deberás tener como un requisito de negocio, establecer tu imagen corporativa de marca de inmediato; para lograr aumento en las ventas, disfrutar de los beneficios y asegurar el éxito que tiene en mente conseguir.

Un principio básico en marketing, es el establecimiento de una identidad de marca para los productos y servicios. Las necesidades de la marca, no se limitan exclusivamente a la comercialización de los productos.

La Marca Corporativa, ayuda a los clientes que lleguen a su negocio, e identificar vuestra gama de productos. Una marca eficaz, reduce al mínimo, las necesidades de crear múltiples tácticas de marketing, para cada nuevo producto donde el consumidor pueda tener una comprensión sobre la calidad del producto, la fiabilidad y el propósito de su negocio.

La Identidad Corporativa, es lo que constituye el aspecto físico de su marca. Por lo general incluye su logotipo y los elementos de soporte tales como su sitio web, con membrete y tarjetas de visita, así como sus plataformas en los medios sociales y el tono de voz a través de la comunicación de su negocio.

Mantener una constante en la identidad corporativa, es vital si desea mostrar en su negocio un sello profesional. Cumplir con una paleta particular de colores y tipos de letra, un logotipo consistente, definir una declaración en su posicionamiento y utilizar el mismo tono de voz a través de sus comunicaciones impresas y online, son factores que contribuirán a mejorar su posición profesional.

 

Características de la Imagen Corporativa de su Marca

➡ Personalidad de la empresa

La identidad corporativa, define la personalidad de un negocio. La identidad dicta tipos de empleados, la apariencia de los productos, el embalaje del producto y las características físicas del almacén.

Estos atributos permiten a los clientes identificar y poderse referir a una empresa, dándole reconocimiento, incluso similar a la humana y sellando sus cualidades. Las empresas pueden ser energizantes, compasivas o fiables.

Los clientes, que pueden relacionarse con una empresa crean un vínculo emocional. Todas las conexiones fuertes, conducen a la alta fidelidad de los clientes, a un aumento de los beneficios y a una beneficiosa publicidad boca-a-boca.

➡ Planificación a largo plazo

El establecimiento de una identidad corporativa, requiere un compromiso con un plan a largo plazo para la comercialización y la consistencia del producto.

Centrándose en el futuro, mientras que la gestión de las operaciones del día a día, ayuden a centrarse en la calidad, a orientar la energía del empleado y conducir a la empresa hacia una visión compartida. Las influencias de la marca corporativa, tanto en el núcleo de la compañía tanto como los clientes.

➡ Identificación

Una combinación de colores, logotipo y una imagen consecuente permiten a los clientes, socios y empleados, a reconocer de inmediato los productos o información de la compañía.

Las imágenes ayudan a mantener la coherencia entre las líneas de productos, cambios de versión y diferentes mercados. La identificación física y las características, permiten a los clientes identificar fácilmente el producto de una empresa en donde vivimos en un mercado saturado para las decisiones de compra. Una eficaz identidad corporativa ayuda a la “imagen” de la empresa que se posicionen en la mente del consumidor.

➡ Orientación

La identidad corporativa, permite que los esfuerzos por parte de marketing poder llegar fácilmente a los segmentos más apropiados para las ofertas de sus productos. La marca de una empresa puede distinguirse por el estilo de vida, la geografía y los factores socioeconómicos.

El Branding, ayuda a los consumidores a elegir los productos adecuados para sus necesidades, deseos o deseos. La marca también es compatible con la estrategia de fijación de precios para el mercado objetivo. Por ejemplo, una marca de lujo presenta una imagen refinada, de clase alta como para justificar un precio alto.

➡ La Cuota de mercado

La expansión a nuevos mercados geográficos o segmentos de consumo es un reto, especialmente si la competencia es alta. La identidad corporativa, ayuda a preparar el camino para una compañía, para aumentar su cuota de mercado mediante la expansión de la huella de su producto.

Una marca establecida y conocida, requiere menos esfuerzo por parte de marketing para vender a la empresa, sus productos y servicios en un nuevo mercado.

Una fuerte imagen de marca, junto con un producto de calidad deseado, puede infiltrarse en un mercado establecido y tomar rápidamente cuota de mercado y aumentar las ganancias de la compañía.

¿Cuáles son las variables para la gestión de la Imagen Corporativa?

En el proceso de la gestión de la imagen corporativa, las variables fundamentales son:

  1. Identidad corporativa,
  2. Imagen corporativa,
  3. Comunicación corporativa,
  4. Retroalimentación.

La identidad corporativa, es la realidad de la corporación de la personalidad única e individual de la empresa que lo diferencia de otras compañías. La comunicación corporativa, es el conjunto de las fuentes, los mensajes y los medios, por los cuales la empresa transmite su singularidad o marca a sus diferentes públicos. La imagen corporativa, está en el ojo del espectador y la impresión de la corporación global en poder de sus diversos públicos.

El objetivo de la gestión de la imagen corporativa, es comunicar la identidad de la compañía, para esas audiencias o grupos que son importantes para la empresa; de tal manera que ellos desarrollan y mantengan una opinión favorable de la empresa.

Este proceso consiste en la configuración de una identidad positiva, comunicando esta identidad a las audiencias significativas, y la obtención de retroalimentación de la audiencia, para asegurarse de que el mensaje se ha interpretado positivamente.

Una imagen poco satisfactoria puede ser mejorada mediante la modificación de la comunicación corporativa, re-configuración de la identidad corporativa, o ambos.

identidad corporativa 

Identidad Corporativa

La identidad corporativa en una empresa, puede ser dividida en cuatro componentes:

  1. La estrategia corporativa,
  2. La cultura corporativa,
  3. El diseño de la organización,
  4. Retroalimentación.

La estrategia corporativa, es el plan general que determina el alcance del producto / mercado de la empresa, las políticas y programas que decide competir en sus mercados elegidos.

La cultura corporativa, son los valores y creencias que los miembros de la organización tienen en común, debido que se relacionan entre sí, sus puestos de trabajo compartidos, y la organización. Define lo que el personal de su empresa, cree que es importante y poco importante, y explica en gran medida por qué la organización se comporta de la manera que lo hace.

El diseño organizacional, se refiere a las opciones fundamentales, en lo que los altos directivos hacen para el desarrollo del modelo de las relaciones organizacionales. Abarca temas, como si las tareas básicas debieran ser organizadas por función o división del producto, la configuración general de la compañía, el grado de descentralización, el número del personal, el diseño de los puestos de trabajo y los sistemas y procedimientos internos.

Las operaciones, son la suma de las actividades de la empresa, que se dedican a llevar a cabo su estrategia. Estas actividades forman parte de la realidad de la empresa y pueden influir en su identidad en una amplia variedad.

identidad corporativa ejemplos

 Los beneficios de la identidad corporativa:

  • Una empresa que invierte en la identidad corporativa, indica que está aquí para quedarse. Se envía un mensaje, de que la empresa es seria y desea ser exitosa. Aportando al cliente una sensación de confianza.
  • La identidad corporativa, da un sentido de la cultura y de la personalidad de la empresa.
  • En la creación de una identidad corporativa coherente, una compañía se asegura que van a ser reconocidos y recordados.
  • Un uniforme de la identidad corporativa, se convierte instantáneamente reconocible entre su público objetivo.
  • Una fuerte identidad corporativa, puede mejorar el conocimiento del cliente y puede aumentar la ventaja competitiva de una empresa.

La vinculación de la identidad corporativa de la identidad de marca y la imagen de marca

Si la identidad corporativa es el aspecto físico de su marca, la imagen de marca es la forma en que la compañía quiere que su marca sea percibida y vista. Esto incorpora un sentido en la personalidad y valores, y también las características y beneficios de los productos y/o servicios de su marca.

Vale la pena mencionar que la imagen de la marca, se presta naturalmente a la incorporación de la cultura, las metas y los objetivos de la empresa. Por ejemplo, Google tiene una imagen de marca como: vibrante, diversión, cultura innovadora y el lugar de trabajo refleja en todos los detalles a su marca y su identidad corporativa.

La imagen de marca, es la forma en que el cliente realmente percibe e interpreta su marca. No necesariamente, puede ser la misma que la identidad de la marca. Un cliente puede reconocer el logotipo de una marca porque le evoca al instante un sentimiento de confianza. Un buen ejemplo es, Coca Cola (vea su logotipo), e inmediatamente sabe que está recibiendo un producto de calidad.

Mantener la consistencia en su identidad corporativa es esencial, debido que refuerza la identidad de la marca en cada punto de que el cliente se encuentre. Por lo tanto, es importante tener en cuenta todos los puntos de contacto, como sus perfiles en las redes sociales, boletines y marketing por correo electrónico, folletos de ventas entre otros.

Imagen Corporativa

La imagen corporativa, es la reputación de la empresa con los diversos públicos que son importantes para él. Estos grupos que tienen una participación en la compañía son conocidos como grupos de interés. Las partes interesadas se ven afectados por las acciones de la empresa y, a su vez, sus acciones pueden afectar a la empresa.

En consecuencia, su imagen corporativa a los ojos de sus grupos de interés, son importante para la compañía. Los principales grupos de interés con los que debe preocuparse son: clientes, empleados, distribuidores y minoristas, instituciones financieras y analistas, accionistas, agencias reguladoras gubernamentales, organizaciones de acción social, y el público en general.

La imagen, que tienen los interesados ​​de la empresa va a influir en su voluntad de proveer o retirar el apoyo. Por lo tanto, si los clientes desarrollan una percepción negativa de su empresa o de sus productos, sus ventas y beneficios seguramente disminuirán.

Las agencias gubernamentales reguladoras, son otro importante conjunto de las partes interesadas, están obligados por ley a supervisar y regular las empresas para fines específicos, definidos públicamente.

Sin embargo, estos organismos tienen un margen considerable en la manera de interpretar y aplicar la ley. Donde sí tienen una percepción positiva de la firma, es muy probable que sean mucho menos duros con ella.

Obviamente, cada uno de los diferentes grupos de interés es probable que tenga una percepción un tanto diferente a de la corporación, debido que cada uno se ocupa principalmente de una diferente faceta de su funcionamiento.

De este modo, los consumidores son principalmente los interesados en el precio, la calidad y fiabilidad de los productos y servicios de la compañía. Las instituciones financieras, tienen que ver con la estructura financiera y el rendimiento. Los empleados, se refieren principalmente a los salarios, las condiciones de trabajo y a las políticas con el personal.

Lógicamente, entonces, una empresa debe adaptar su comunicación a cada grupo de interés de forma individual, para hacer frente a las preocupaciones especiales de ese grupo.

Sin embargo, mantener una imagen coherente entre los diversos grupos de interés también es vital. Aunque es prudente hacer hincapié en diferentes facetas de la identidad de la empresa para sus diversos públicos, la empresa debe evitar proyectar una imagen inconsistente, debido a las preocupaciones y las pertenencias de los diferentes grupos de interés a menudo se superponen.

Por ejemplo, la comunidad financiera y los accionistas tendrían las mismas preocupaciones financieras y estratégicas sobre la compañía. De hecho, muchos accionistas dependen en gran medida, con el asesoramiento de expertos de instituciones financieras.

Del mismo modo, los empleados y el público en general tienen un interés en el prestigio global de la empresa y la reputación de sus productos. La crítica de un grupo de acción social, ya sea económicamente eficaz o no, está destinada a influir en algunos clientes y afectar la reputación pública de la compañía.

Una agencia reguladora puede centrarse sólo en el registro y las políticas de seguridad de la empresa, pero los empleados de la compañía y sus sindicatos donde también tienen una participación en estos asuntos.

Comunicación Corporativa

La comunicación corporativa, proporciona el vínculo entre la identidad corporativa e imagen corporativa. Se debe definir en el sentido más amplio posible, debido que las empresas se comunican a través de diferentes identidades.

La comunicación puede incluir casi cualquier cosa que hace la empresa, de la forma como son los teléfonos contestadas, por ejemplo, en la implicación de los empleados de la compañía en los asuntos comunitarios.

Algunas de las principales fuentes de comunicación corporativa incluyen nombres de compañías, productos y logotipos, declaraciones formales (declaraciones de misión, visión, códigos de ética, informes anuales, textos publicitarios, y los mensajes de la empresa), y el comportamiento durante los eventos importantes.

Estos eventos abarcan eventos programados, tales como jornadas de puertas abiertas y las ventas de aniversario, así como eventos no programados, tales como demandas o cobertura de una rueda de prensa con los medios de comunicación.

Retroalimentación

La retroalimentación, es esencial para la gestión de la imagen corporativa. Los dueños de los negocios y gerentes, necesitan información precisa sobre cómo ellos y su compañía son percibidos para poder tomar las decisiones acertadas. Idealmente, la retroalimentación debe ser continua.

Como cuestión práctica, la retroalimentación continua puede ser obtenida a partir de los vendedores, clientes, empleados y otros propietarios de negocios locales. Sobre la base de estas aportaciones, pueden hacerse modificaciones en los métodos de comunicación de la empresa o, en su caso, un estudio formal de la imagen corporativa puede ser iniciado.

Además de la utilización sistemática de fuentes internas, es prudente llevar a cabo una revisión seria de la reputación de la empresa (tanto interna como externamente) sobre una base regular.

Concluyendo…

Si va a iniciar una nueva empresa, es esencial la creación de una identidad corporativa donde logrará destacarse en el mercado. Poner un pie en el mercado puede ser todo un reto y la competencia puede ser feroz.

Es esencial desarrollar una única identidad corporativa. Hay muchas maneras de hacer esto, es muy importante identificar los factores para su nueva empresa, recuerde incluir la correcta identidad, imagen y comunicación corporativa, para poder recibir una retroalimentación favorable.

El marketing, es crucial para la supervivencia de cualquier empresa. En el actual entorno empresarial la fabricación de sus productos y servicios son tan importante como la calidad de los mismos. Por eso, uno de los primeros pasos de cualquier empresa debe ser diseñar una buena estrategia de marca.

El diseño gráfico y la estrategia de contenido, llegó para asociarse con su negocio como elementos que son una parte muy importante de este. Detalles como la elección de los colores adecuados y diseño del logotipo de su empresa, puede ayudarle a asegurar el éxito de su empresa.

Muchas compañías al momento de salir al mercado, ignoran este tipo de asesoramiento. Tratan a su logotipo y otras partes de su puesta en escena como unos elementos insignificantes y lo dejan todo para última hora.

Las empresas a menudo, tratan de tomar atajos en este aspecto de su planificación y le prestan mucho menos atención. En el despiadado mundo de los negocios modernos, la creación de una identidad de marca, logrará conseguir la lealtad del cliente, que es tan importante como asegurarse de identificar claramente su mercado objetivo y crear su plan de marketing adecuado para llegar a ellos.

El mundo de los negocios está cambiando rápidamente. Para la mayoría de las empresas de la competencia estarán dispuestos a quitar del camino a quien ellos consideren una amenaza, la participación en el mercado es feroz.

La investigación ha demostrado desde hace tiempo que cuesta mucho menos atraer a nuevos clientes que retenerlos. Esto ha hecho que las marcas más importantes desarrollen con mucho cuidado su imagen corporativa para afianzar y mantener el éxito del negocio a largo plazo.

 

¡Nos vemos en proximas entradas!

Publicado en Buenas practicas, Herramientas, Metodologías, Opinión, Vivencias

Citas imprescindibles 152

DION CRISÓSTOMO.jpg

“Cuando tengas un problema grave, usa todo lo que creas que puede ser útil para encontrar una solución, pero si nada hace efecto, entonces usa también todo lo que creas que es inútil, pues el mundo está lleno de sorpresas.”

 

Dion Crisóstomo 40 d.C. – 120 d.C.

Publicado en Buenas practicas, Citas, Opinión, Vivencias
Sobre el autor:

Antonio María Fernández de Puelles de Torres-Solanot

– Ingeniero en Informática de Gestión
– Certificado en ITIL V3
– Certificado en CMMI
– Máster en Business Intelligence, Big Data, Professional Qualification in Management & Leadership
– Master en Dirección de Comercio Intenacional

Follow CALIDAD EN GESTIÓN DE PROYECTOS on WordPress.com
febrero 2020
L M X J V S D
« Ene    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
242526272829